A PROPOSITO DEL PREMIO PRITZKER 2014 [Reinterpretando la arquitectura tradicional japonesa desde lo social]

Shigeru Ban, el gran arquitecto de materiales reutilizados y de la arquitectura de emergencia  no sorprende con este reconocimiento.

Su incansable trabajo experimentalista con materiales alternativos abrió caminos que fue explorando y superando obra tras obra incursionando en programas sociales que fueron delineando una carrera que supo innovar desde tantas aristas.

Si bien podemos pensar su arquitectura desde una óptica atemporal e internacional en sus últimos trabajos, resulta imposible no ver sus raíces tan profundamente japonesas, su pasión por una cultura donde la riqueza y la belleza no son tangibles, ya que están por encima de lo material, de lo visibleestán en el concepto, en las sensaciones y reflexiones que generan sus obras.

Es así que podemos comparar sus sistemas constructivos a los de los antigüos templos japoneses, particularmente el caso de las oficinas Tamedia en Zurich con el templo de Kyomizu-dera en Kyoto, en los cuales ninguna de las piezas que los conforman en uno u otro caso tiene ningún tipo de amarres metálicos y de ningún otro tipo más que sus encastres a modo de rompecabezas de madera.

Su propuesta arquitectónica va mucho más allá de la tecnología empleada, de los materiales utilizados, de la espacialidad propuesta o de la forma resultante, para darnos una lección de vida: su devoción a la humanidad.

Y es que la profundidad de sus planteos arquitectónicos nos llevan a adentrarnos en los temas más nobles no sólo de la disciplina sino de la sociología e incluso la filosofía.

Toda su labor no es más que la reivindicación de lo humano por encima de todo lo que a veces no nos deja ver a la arquitectura como lo que realmente es: una disciplina al servicio de la humanidad, al servicio de todo eso que nos hace más humanos, más cercanos.image

COMENTARIO A LA CIUDAD ACTUAL [ASUNCION,PARAGUAY]

HACER CIUDAD no es construir torres y complejos comerciales con puentes, hacer ciudad es construir urbanidad, va mucho más allá de los ladrillos, la urbanidad sí es progreso, es evolucionar hacia una convivencia más inclusiva, participativa y sustentable, contemplar las principales problemáticas de la ciudad para dar soluciones pensadas, proyectadas y planificadas. 
En este momento Asunción está a la deriva, el urbanismo sigue siendo una disciplina desconocida y olvidada en una nube de teorías que no se aplican a nuestra realidad ya sea por falta de gestión o por intereses de quienes por desarrollar proyectos económicamente más atractivos, depredan nuestra ciudad, y mientras tanto nos quieren enceguecer con los espejos y las luces de las olas azules.

DE ACA PARTIMOS [ASUNCION DEL PARAGUAY, BARRIO LAS MERCEDES]

Cuando viajamos, y exploramos otras ciudades, otras sociedades y otros modos de habitar, nuestra forma de ver las cosas está siempre tamizada por los lentes de nuestro origen, de dónde venimos, es decir desde donde nos paramos a contemplar este nuevo paisaje que nos rodea, nos resulta imposible ser objetivos o neutrales.

Venimos de una ciudad que alguna vez fue llamada “Madre de ciudades”, hoy ese nombre sólo es parte de la historia, que nos convoca quizás a conocer esas ciudades o todas las ciudades.

Queremos compartir nuestros descubrimientos y cada imagen que nos devuelve esa mirada curiosa de exploradores urbanos que se rebuscan en los rincones y en cada esquina de las ciudades que a su vez nos van descubriendo a nosotros mismos.

Todo esto no pretende ser más que un registro, para nos-otros, y para el recuerdo de lo que se fue gestando desde la retina para adentro.

Esperamos poder revelar ese motor interno que nos mueve a buscar siempre otras realidades  a través de todas nuestras curiosidades.